Comunidad de Marca: Utilidad y Construcción

Comunidad Virtual de Marca

La comunidad virtual de marca no solo trabaja en la notoriedad sino también en la reputación de la marca y en el servicio de atención al cliente. Su importancia radica principalmente en que una comunidad de marca bien gestionada permite el desarrollo del compromiso de los clientes fieles y los vuelve mucho más activos, es decir permite la fidelización socializada, a través de la identificaciones de esos líderes apasionados que se comunican con los otros para ofrecer y obtener beneficios y beneficiando a la marca como labor colateral.

Para que esto sea posible la marca debe asumir que su comunidad se construirá colectivamente, que los clientes serán co-creadores de la misma, y que por tanto la marca debe velar por ofrecer la mayor calidad en la triada cliente-marca-cliente y en el proceso de reconocimiento y asociaciones que se generen espontáneamente o fuera de su control en la comunidad de marca.

Características de la comunidad virtual de marca:

Los factores que conforman una comunidad de marca sólida son la existencia de un interés común, la interacción frecuente de sus miembros y la identificación de los miembros, es decir que podamos reconocer quién está generando qué contendidos.

Relación social en una comunidad de marca se crea porque la misma es importante para un grupo de clientes y su estilo de vida o porque está asociación aporta algún beneficio importante para ellos. Las relaciones que se crean son estructuradas porque generalmente cada cliente asume un rol, incluso de manera tácita, de acuerdo a sus características de implicación y actividad en la comunidad de marca.

¿Pero cuales son las pautas indispensables para construir una comunidad virtual de marca?

Comunidad de Marca: Utilidad y Construcción

Aunque no existe una fórmula exacta que garantice el éxito, más que el interés y lo activos y pro-activos que puedan volverse los clientes, si existen algunas pautas mediante las cuales se puede colaborar a que una comunidad de marca pueda comenzar a desarrollar su potencial y que nos permiten vislumbrar un plan de acción para que los clientes más fieles y proclives hagan de la comunidad de marca algo vibrante.

Pautas base para construir una comunidad virtual de marca:

El fin o propósito de la comunidad de marca:

Toda comunidad se crea o construye con el objetivo de satisfacer una necesidad concreta al rededor de los valores de una determinada marca.

Identidad y prestigio en la comunidad de marca:

Más allá de las señas que identifican a la comunidad y sus contenidos, los usuarios van obteniendo su cuota de prestigio, a veces por la simple pertenencia, a veces por su nivel de actividad y la calidad y utilidad de los contenidos auto-generados.

Pautas y grupos en la comunidad de marca:

Las normativas normalmente son prestablecidas por el creador de la comunidad aunque éstas muchas veces van variando de acuerdo a las necesidades de los grupos y los usuarios. Igualmente los grupos y subgrupos que se agrupan dentro de una comunidad pueden ser orientados desde un principio o evolucionar según la actividad de la propia comunidad de marca.

Comunicación, entorno, intercambio y expresión en la comunidad de marca:

Una comunidad para desarrollarse en todo su potencia debe facilitar la comunicación, y aportar todas las herramientas necesarias que el entorno disponga para que el intercambio y la expresión de los usuarios y clientes pueda fluir sin fricciones ni barreras demasiado complicadas.

Confianza en la comunidad de marca:

La claridad y transparencia, así como la confianza en los contenidos, integrantes y operatividad de la comunidad son indispensables para conseguir que los usuarios se involucren de una manera pro-activa y se logre el crecimiento continuado de la comunidad.